miércoles, 8 de junio de 2016

Queen Esther... Todo Rey tiene su Reina.

 "Por cuanto el rey confía en Jehová, y en la misericordia del Altísimo, no será conmovido". Salmos 21:7.




 "Gracias por amarme. Es todo un honor para mí respetarte" (A mi esposo).

 Hace poco escribí acerca de los derechos de los hombres... Derechos de los hombres como esposos y como cabeza del hogar. 
 Me queda muchísimo por aprender, pero hoy sé que todo Rey tiene su Reina.
 Si alguna vez alguien se pregunta de quién es esta Reina, le pertenezco a mi Dios, después a mi Señor Aurelio Belloso Beri.
 No hay Reina que se pueda lucir bien si su Rey no luce bien.
 La semana pasada fui a una barbería para aprender a cortar la barba a mi esposo, o por lo menos ayudarle a cuidarse más.
 Para servir bien fuera, uno debe empezar sirviendo a los de su casa.



 Mi esposo Aurelio es mi familia más cercana. Primero está él y después todos los demás. Ése es el orden, ése es el orden que yo escogí.
 Mi cabeza está bien representada porque yo estoy sometida a Dios.
 Es un placer estar bajo autoridad.
 Dios me dio un esposo hermoso al que honrar, ayudar, servir y respetar, y estoy muy orgullosa de ello.
 Leí un versículo de la Biblia en Proverbios que dice que la mujer es odiada cuando se casa... Ahora lo voy entendiendo.
 Pero el que constituyó la familia es Dios, el que constituyó el matrimonio es Dios, y yo no quiero ni debo ir en contra de su orden y autoridad.
 Me gustan algunas cosas que para esta época algunos me llamaría chapada a la antigua (por ejemplo escribirle cartas a mi esposo), pero en realidad hay muchas cosas buenas de los antiguos, y la vida es un constante aprendizaje.
 Hoy quiero hacer constar que estoy enamorada de un Rey hermoso, el más bello (encima se apellida Belloso) que Dios escogió para mí, y lo quiero hacer constar en alto.
 Sra Esther Abhulimen Belloso, me encanta, porque no representa sólo un título para mí, sino una Constitución de Dios, de lo alto.
 Lo que Dios unió, jamás podrá romperse.
 Te quiero mi hermoso Rey Aurelio... Tu bueno linda.
 Dios bendiga nuestro matrimonio. Amén.